FUENLADELPHIA 76ERS

69

ABVO

26

Las múltiples bajas fueron decisivas para no poder luchar por el partido. El equipo contrario apostó por una defensa individual presionante que no se supo atacar con paciencia. Conseguir una canasta era un suplicio.Una ligera reacción en el tercer cuarto no fue suficiente para reengancharse debido al cansancio acumulado y la falta de recambios. Es momento de recuperar jugadores y confianza, quedan muchos partidos para mejorar y conseguir victorias.